La ciencia desde una perspectiva integral

También puedes escuchar el artículo:

Uno de los fenómenos más importantes en el mundo contemporáneo es el inusitado valor que ha adquirido el conocimiento, ya que es una condición indispensable para el desarrollo de la sociedad en general. Panamá es una sociedad donde el conocimiento es caracterizado por la base de la producción de los datos, las imágenes, los símbolos, la ideología, los valores, la cultura, la ciencia y la tecnología.

Sin embargo, hay algo más allá de esta simple acción, esto es el impacto que genera el conocimiento y los datos en acciones que perduran y producen un mejoramiento de las condiciones de vida, el bien más preciado no es la infraestructura, las máquinas o los equipos, sino las capacidades de los individuos para adquirir, crear, distribuir, aplicar y enfrentar de forma creativa, responsable y crítica (con sabiduría y data) las problemáticas que se presenten en un espacio determinado, en un contexto donde el veloz ritmo de la innovación científica y tecnológica los hace rápidamente obsoletos.

La producción de ciencia debe guardar una estrecha relación con el abordaje de forma escalada donde se entienda el recurso más allá de lo importante o bonito que se pueda ver en un bosque, ya que generaciones están apilándose para defender la biodiversidad desde un ambiente de fanatismo no basado en datos ni en los bienes y servicios de la biodiversidad. Llevamos años donde se habla de desarrollo sostenible, englobando el turismo ecológico como única solución a problemas como: la tala, quema, caza, entre otros; sin embargo, la oferta laboral que pudiese generar la misma, no genera el suficiente empleo para que la población mengüe los cambios antropogénicos que se genera al medio ambiente, la ciencia debe ir dirigida no solo a inventariar la biodiversidad, si no a entender los valores ecosistémicos que tiene el bosque.

Avanzar los modelos de abordaje de estudios de la biodiversidad ayuda a entender la misma y dirigirnos al alto grado de aprovechamiento de los recursos que nos brinda la madre tierra de manera responsable, entendiendo que el compromiso va más allá de investigar por investigar, la ciencia de campo debe tener un componente social que busque equiparar a las comunidades rurales al uso responsable de sus recursos.

Panamá ha dado paso interesante en modelos de uso del recurso de manera responsable, ejemplo de ellos han sido los proyectos de Mariposarios, que se volvió una empresa empleando personas de manera directa en sus instalaciones y de manera indirecta a cultivadores de mariposas comunitarios, y estos sin dañar la dinámica de nuestros bosques, también proyectos enfocados en el uso responsable del bambú para establecer construcciones ecológicas; bajo el entendimiento de los bienes y servicios que se derivan del bambú, se establecen proyectos de recuperación de tierra a través de carbón de bambú.

La pregunta es ¿Por qué aún no hemos dirigido nuestro abordaje científico a aportar de manera significativa al uso del recurso de manera responsable?

Es por esta razón que se sugiere el título de este escrito “la ciencia desde una perspectiva integral”, puesto que el desafío de los planteamientos educativos en general y el modelo educativo mundial entró en una crisis inmemorable, donde los países más desarrollados hacen esfuerzos desde diversos sectores para mejorar cualitativamente los sistemas de formación, aun así, las acciones derivadas del conocimiento deben llegar más allá del establecimiento de los datos y las publicaciones dirigidas a las comunidades científicas.

Redactado por Danilo Chiari | Grupo de Interés Temático de Mastozoología (PROMABIP)

Asociación de Ciencias Biológicas BioFuture Panamá

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Últimas Noticias
0
Nos gustaría saber qué piensas. ¡Comenta!x
()
x