Por: Luis Ríos e Iris Vital | Grupo de Interés Temático de Conesmar | Asociación de Ciencias Biológicas BioFuture Panamá

Agua dulce debajo del océano Atlántico

También puedes escuchar el artículo:

Otra investigación del fondo del océano frente a la costa este de EE.UU. ha revelado un asombroso manantial de agua dulce atrapado en los residuos bajo el agua salada del océano Atlántico.

Según sus estimaciones, el repositorio va desde la orilla del territorio de Massachusetts hasta Nueva Jersey y cubre unos 350 km de la costa atlántica por allí de los EE.UU., conteniendo entre algo así como 2.800 a 3.000 kilómetros cúbicos. Para comprender la grandeza de este depósito de agua dulce, si estuviera en la superficie enmarcaría una piscina de unos 40.000 km2. [2] [3]

Los investigadores aceptan que este manantial es el mayor descubierto en cualquier momento, y lo califican de “colosal”. El hallazgo, aunque sorprendente, se sospechaba en ese momento. Los especialistas aceptan que estos depósitos de agua dulce son abundantes, pero se piensa poco en sus volúmenes y en su circulación por el planeta.

La investigación de esta revelación propone que, presumiblemente, existen diferentes manantiales en numerosas costas distintas de todo el planeta. Estos suministros de agua dulce podrían dar agua en regiones secas y con escasez de agua. [2]

¿Cómo lo hallaron?

Para reconocer el suministro de agua, los científicos utilizaron ondas electromagnéticas. Una señal que tenían previamente era que, durante la década de 1970, algunas organizaciones petroleras que perforaban hacia el mar no extraían petróleo sino agua nueva. Los analistas, sin embargo, no podían decir si se trataba simplemente de almacenes desprendidos o de algo mucho más grande.

El ciclo de examen consistía en enviar pruebas desde un barco para medir el campo electromagnético en profundidad. El agua salada es un conductor preferente de las ondas electromagnéticas sobre el agua nueva, así que por el tipo de señales de baja conductancia que obtuvieron tuvieron la opción de razonar que había agua nueva ahí abajo.

Sonda Electromagnética. Kerry Key. Fuente: BBC news

Asimismo, dedujeron que los depósitos son bastante persistentes, desde la línea de costa hasta unos 130 km hacia el mar. En general, se encuentran entre los 180 y los 360 metros de profundidad del mar.

¿Cómo llegó el agua ahí?

Los geólogos aceptan que el agua pudo haberse depositado allí en dos formas.

Desde un punto de vista, se acepta que, durante el final de la Edad de Hielo, enormes cantidades de agua dulce quedaron atrapadas en el limo de las rocas, algo que los especialistas llaman “agua fósil”. [1]

En cualquier caso, un examen tardío muestra que es probable que los almacenes se alimenten además de los aguaceros y las corrientes de agua que se filtran a través de los sedimentos en la costa y llegan al océano.

Mapa de situación del acuífero de agua dulce (Scientific Reports). Fuente: La Vanguardia

¿Se puede beber?

Los especialistas dicen que, por regla general, el agua de los manantiales es más fresca cerca de la costa y más salada a medida que se aleja hacia el océano.

El agua dulce terrestre suele contener sal en medidas de menos de lo que una sección por cada mil. Esta es una cifra similar a la que encontraron en el depósito oceánico cerca de la costa. En sus restricciones externas, el manantial llega a 15 secciones por cada mil. Por examen, el agua de mar tiene normalmente 35 secciones por cada mil.

Como aclara el geofísico Kerry Key, cocreador de la investigación, si se utilizara el agua de los trozos periféricos del manantial, habría que desalinizarla para la gran mayoría de sus usos, sin embargo, el gasto no sería tanto como preparar el agua de mar.

El estudio de Kerry Key señala que estos almacenes pudieran encontrarse en numerosas partes del mundo, y podrían suministrar agua dulce a lugares resecos que la necesitan desesperadamente. ” Probablemente no tengamos que hacer eso en esta región”, dice Key en un comunicado. “Pero si podemos demostrar que hay grandes acuíferos en otras regiones, eso podría representar un recurso en lugares como el sur de California, Australia o África”. [1]

El planeta Tierra es absolutamente una caja de asombros, y con cada nueva revelación descubrimos que realmente tenemos una cantidad excesiva por encontrar. En la parte baja del océano Atlántico se esconde una fortuna más grande jamás descubierta.

Referencias:

[1] BBC News Mundo, 2019. La “gigantesca” reserva de agua dulce hallada bajo el océano Atlántico (y qué esperanzas brinda para las zonas áridas del planeta) – BBC News Mundo. BBC News Mundo. disponible: <https://www.bbc.com/mundo/noticias-48752881> [Accessed 21 August 2021].

[2] Metro Ecuador, 2019. Gigantesca reserva de agua dulce es hallada bajo el océano Atlántico. Metro Ecuador. disponible: <https://www.metroecuador.com.ec/ec/noticias/2019/06/25/gigantesca-reserva-agua-dulce-hallada-oceano-atlantico.html> [Accessed 21 August 2021].

[3] Palou, N., 2019. Agua dulce debajo del océano Atlántico. La Vanguardia. disponible: <https://www.lavanguardia.com/natural/si-existe/20190628/463143915390/acuifero-debajo-oceano-atlantico-eeuu.html> [Accessed 21 August 2021].

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Últimas Noticias
0
Nos gustaría saber qué piensas. ¡Comenta!x
()
x