La década en que vivimos requiere profesionales completos, y no solo de conocimiento y experiencia, sino de cualidades como:

  • Saber priorizar: estamos en un mundo cambiante, por segundos hay variantes en los negocios; entonces es vital un profesional que sepa distinguir entre lo urgente y lo necesario, entre lo real y lo deseado.
  • Tener pasión: ésta hace que todo se mueva. El profesional apasionado sueña con las metas, buscas las respuestas y camina positivamente todos los días.
  • Practicar los valores: cada vez más, vemos cómo avanza la corrupción en nuestros países; hay los que propones los sobornos y los que aceptan. Debemos ser honestos, responsables, leales a nuestros principios y éticos en nuestro desempeño diario.

Estas tres cualidades harán un elemento diferenciador en el profesional que los practique y sobre todo contribuirá a mejorar nuestra sociedad.

El autor: Kevin Jaén, MBA

By Opinion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll Up